LAS BARRANCAS – DESCRIPCIÓN

Las Barrancas de Burujón son espectaculares cortados arcillosos de color rojizo, que han sido formados por la erosión del viento y las aguas del Tajo sobre sedimentos de hace 25 millones de años.

Las Barrancas de Burujón

La extensión de estas cárcavas arcillosas de color rojizo es de aproximadamente un kilómetro de longitud y alcanzan más de un centenar de metros de altura en algunos puntos, concretamente en su pico más alto, que es conocido como el Pico del Cambrón.

Pico del Cambrón

Además, en el interior de Las Barrancas se encuentra el Embalse de Castrejón (construido en 1.967 con una media de 40 Hm3), que confiere una belleza aún mayor a este paraje y lo convierte en refugio de numerosas especies de aves.

Embalse de Castrejón

La riqueza de este enclave privilegiado la podemos apreciar a través de la “Senda Ecológica de las Barrancas”, que cuenta con varios miradores desde los cuales se pueden contemplar estos espectaculares cortados, además de su flora y fauna.

Todos estos factores contribuyen a que Las Barrancas de Burujón sean uno de los rincones más hermosos de la provincia de Toledo. Aunque, a la vez, es uno de los parajes más desconocidos, ya que durante mucho tiempo su ubicación ha pasado inadvertida para la mayoría de los visitantes, debido principalmente a lo inesperado que resulta encontrar este maravilloso e impresionante lugar al final de una pista que se adentra entre tierras de labor.

Las Barrancas de Burujón

Este paraje fue protegido por la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente en 1995, declarándolo Refugio de Fauna, y fue incluido, por la relevancia de su fauna, flora y hábitats, en la Red Natura 2000, como Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves.

El día 29 de Mayo de 2002, D. José Bono (entonces Presidente de Castilla – La Mancha) inauguró la Senda Ecológica “Las Barrancas”.

El 14 de abril de 2009 el Consejo de Gobierno inició el procedimiento para la declaración Las Barrancas como Monumento Natural, procedimiento concluido con el Decreto 224/2010 de 26 de febrero de 2010

Y, por último, como curiosidad, señalar que Félix Rodríguez de la Fuente rodó una pareja de águilas en el Pico del Cambrón en uno de sus documentales.